JUNTOS X UTRERA PRESENTA ALEGACIONES A LA INSTALACIÓN DE UNA GASOLINERA EN LAS INMEDIACIONES DEL SÚPER CARMELA
7.7.2021

 

El pasado mes de febrero se dio a conocer la intención de instalar una gasolinera y túnel de lavado en los terrenos aledaños al Súper Carmela. A raíz de la colocación de gran cartel anunciador por parte de la empresa, salió a la luz este proyecto que había iniciado su andadura meses antes cuando la empresa inició la tramitación en el Ayuntamiento de Utrera, hace ahora un año. Desde entonces, los vecinos y Juntos x Utrera han mostrado su completo desacuerdo con una iniciativa que se considera peligrosa, insalubre, molesta y que no representa ningún beneficio para nuestra ciudad.

 

Tras su paso por la Junta de Andalucía la tramitación regresa de nuevo al ayuntamiento, con la apertura de un periodo de alegaciones en el que Juntos x Utrera ha vuelto a mostrar su rechazo a esta instalación presentando formalmente sus alegaciones al proyecto.

 

Entre otras cuestiones se argumenta la obligación del consistorio de velar por el bienestar y la salud de su población, por lo que se debe tener en cuenta que diversos estudios consideran entre 100 y 250 metros la distancia mínima a la que tienen que estar las gasolineras de zonas residenciales, ya que está demostrado su efecto nocivo sobre las personas, especialmente ancianos y niños. El instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo y la OMS califican gran parte de los componentes de los carburantes como cancerígenos y, una instalación de este tipo supone una concentración de estos compuestos volátiles en la zona. Una gasolinera es una instalación altamente contaminante por sustancias líquidas, gaseosas y sólidas en el entorno en el que esté situada.

 

Por ello, desde Juntos x Utrera consideramos que no debe permitirse su ubicación en una zona con una importante densidad de viviendas y comercios, cercana a tres institutos, una guardería, un parque, la Piscina Municipal, el Centro de Mayores, la Oficina de Empleo, el Polideportivo, y el Paseo de Consolación, ya que todo esto representa un gran trasiego de personas a lo largo de toda la jornada. También hay que contemplar el aumento del tráfico de vehículos pesados, lo que representa un peligro más añadido al ser algunos de ellos los propios camiones cisternas cargados para el repostaje de carburante de la gasolinera. La puesta en servicio de esta actividad tendrá incidencia en todo el tráfico de una zona ya saturada de por sí, como la avenida de Portugal, por donde además discurre el carril bici.

 

Hay que tener en cuenta la disminución de aparcamientos asociados a la actividad comercial ya implantada en una zona con déficits de plazas. Esta nueva instalación, gasolinera y túnel de lavado, de ninguna manera puede considerarse complementaria de la anterior. En la actualidad no existe la necesidad de nuevas gasolineras en la ciudad y, en caso de ser así, se deben proponer otras zonas en las que no representen un problema para la población.

 

Las gasolineras y túneles de lavado sin personal, como los que se pretenden instalar, vulneran numerosos derechos de los consumidores, tanto en lo relativo a los derechos de las personas con movilidad reducida, a la tramitación de posibles reclamaciones, seguridad en el repostaje y la descarga de carburante así como en cuanto a la seguridad pública; puesto que pueden favorecer situaciones de riesgo como incendios, robos, etc.

 

Mantener una gasolinera y un túnel de lavado funcionando 24 horas representa un aumento del ruido a lo largo de toda la jornada, incluida las noches y los fines de semana, no respetándose el derecho al descanso de los ciudadanos. Además, el respeto a las normas de seguridad se trasladan al buen uso que se haga de las mismas por parte los usuarios, solo bajo su responsabilidad.

 

Desde Juntos x Utrera consideramos que la empresa que se instala en el municipio con este tipo de actividades, está perjudicando enormemente a la población y no procura ningún beneficio a la comunidad ya que ni siquiera se crean puestos de trabajo al tratarse de una instalación desatendida. Por tanto, desde el Ayuntamiento se deben primar los intereses generales de la población frente a los posibles beneficios económicos de intereses privados que, además, en este caso ni siquiera están generando empleo en la población.

gasolinera_autolavado.jpg