EL GOBIERNO DE VILLALOBOS TARDA MÁS DE CUATRO MESES EN PAGAR LAS FACTURAS A PROVEEDORES, Y ALGUNAS YA ACUMULAN MÁS DE UN AÑO DE RETRASO
29.11.2021

 

Llegando ya al último mes del año, es el momento de que el equipo de gobierno de Utrera, encabezado por el socialista José Mª Villalobos, vaya dando ya pistas sobre el Presupuesto Municipal de 2022 que debería estar aprobado en los primeros días del próximo año, para que no vuelva a ocurrir lo del año en curso, en el que las cuentas con las que había que haber comenzado a trabajar en enero de 2021, se hayan aprobado definitivamente en el mes de septiembre. Desde Juntos x Utrera no es la primera vez que denunciamos la errática política en materia de Hacienda y Gestión Presupuestaria del consistorio utrerano, en el que las facturas impagadas se acumulan y, a pesar de tratarse de proyectos y servicios que disponen de su correspondiente crédito en el Presupuesto, no se realizan los pagos pertinentes.

 

 

Una muestra de esta situación la tuvimos en el pasado Pleno Municipal cuando el portavoz de JxU preguntó a la delegada de Hacienda, Mª Carmen Suárez, cómo es posible que al Centro Municipal de Estancias Diurnas, Ntro. Padre Jesús Nazareno, se le deban las facturas de los últimos seis meses de 2020. “Teniendo un presupuesto en el que se incluye una partida de 220.000 euros anuales para esta residencia, no se justifica de ninguna manera esta situación, impropia de un ayuntamiento que gestiona un presupuesto anual de más de 50 millones de euros y de un alcalde que presume se tener un superávit que después no se ve por ningún lado”, señala Francisco Jiménez.

 

En la actualidad, se pueden llegar a dar situaciones tan incomprensibles como que desde la propia Intervención Municipal se informe con reparo el pago de facturas por los servicios que presta Correos, alegando que se debe realizar un contrato, y sea la propia Intervención la que tiene parado desde hace un año el trámite de ese contrato.

 

Con el gobierno de Villalobos la gestión de los pagos del ayuntamiento ha empeorado ostensiblemente, ya que si en 2015 el Pago Medio a Proveedores se cifraba en 56 días, a espera de conocer los números definitivos esto se ha alargado hasta los 120 días. “Es decir, que cualquier empresa o autónomo que le trabaje al Ayuntamiento de Utrera tarda cuatro meses en cobrar sus facturas, siempre que, además, cuente con todos los procedimientos porque existen muchísimas facturas retenidas porque la contratación no se ha realizado como corresponde y los técnicos municipales se niegan a firmarlas”, recuerda el portavoz de Juntos x Utrera, que añade que “parece que la multitud de cambios que se han realizado en los servicios económicos del ayuntamiento, la cesión al OPAEF de toda la gestión tributaria y catastral que nos cuesta más de un millón de euros a todos los utreranos, y tener una gestión altamente automatizada de los pagos, no han servido más que para tener un ayuntamiento que no cumple lo que establece la ley y que en los peores momentos de crisis no es capaz siquiera de pagar a los proveedores, porque eso para Villalobos y su equipo no es una prioridad”.

retraso_pago_proveedores.jpg