JxU TILDA DE “TRAMPOSO” EL PRESUPUESTO DE VILLALOBOS, QUE LLEGA CON SEIS MESES DE RETRASO, INFLANDO LOS INGRESOS Y SIN CONTEMPLAR GASTOS QUE ESTÁN COMPROMETIDOS

1.7.2021

 

Cercano a los 51 millones de euros, el gobierno de Villalobos aprobó ayer el Presupuesto Municipal para el año en curso, 2021, con los votos a favor de PSOE y Ciudadanos y los votos en contra de Juntos x Utrera.

 

El portavoz de JxU, Francisco Jiménez, recordó en primer lugar que el equipo de gobierno “ha sido incapaz de traer al Pleno el presupuesto y lo hace con seis meses de retraso, a pesar de contar con mayoría absoluta y con 13 concejales y un alcalde liberados para dedicarse exclusivamente al trabajo municipal”. Definió las cuentas para este año como “un corta y pega” de las del año pasado, “sin subsanar los errores y las deficiencias que señalan los propios funcionarios municipales, engordando los ingresos a pesar de saber que no se van a recibir ni a recaudar esas cantidades, como después evidencian las liquidaciones, siendo por tanto un Presupuesto tramposo”.

 

Con relación a estas partidas “infladas” basta señalar algunas cuya recaudación o es cero, o lo que se ingresa realmente está muy por debajo de las previsiones, según se recoge en la Liquidación del Presupuesto. Así, en concepto de Licencias se aumenta la partida hasta los 450.000 euros, y sin embargo se recaudan 334.000; por Grúa y Zona Azul se prevén 340.000 euros, a pesar de que hace un año que no existe la Zona Azul y, evidentemente no se puede cobrar; los 650.000 euros previstos en Multas de Tráfico, de los que realmente se cobran poco más de 300.000; el Premio de Cobranza del Opaef con 160.000 euros, de los que no se recauda ni un céntimo; los 450.000 euros del Anillo Hídrico que se vienen incluyendo en el Presupuesto desde 2016 y que tampoco se ingresa nada; los Arrendamientos de Fincas en los que figuran 100.000 euros y la realidad es que no se llegan ni a recaudar 3.000; las tasas por Industrias Callejeras, que se sitúan en 140.000 cuando los ingresos reales son justo la mitad; los ingresos por Festivales y Espectáculos, que no llegan a los 65.0000 euros y que el PSOE aumenta hasta los 231.000; del mismo modo que la subvención del Huesna para la Feria cifrada en 255.000 que nunca se han recaudado, o los 155.000 en concepto del Montaje de Casetas, que al no haber Feria de Consolación no van a cobrarse. Solo por estos conceptos, cuya previsión real no llega a los 800.000 euros, el gobierno del PSOE engorda las cuentas hasta los 2.295.000 euros, “más de 2 millones de euros que se reflejan en el papel pero que no llegarán a las arcas municipales”.

 

Una de las cuestiones más llamativas de todo el Presupuesto Municipal es el caso omiso que se hace al informe de la Tesorería General del Ayuntamiento, que es quien conoce realmente el dinero que el consistorio ingresa en sus cuentas bancarias y no las previsiones hechas unicamente con intereses políticos.

 

De hecho, el citado informe recoge textualmente que “No se debe elaborar el presupuesto municipal tomando como base los gastos y no los ingresos” y añade que esto “provocará desfase presupuestario y aumento del endeudamiento”. Una muestra más de la falsedad en las cuentas previstas por Villalobos son recogidas por la Tesorería en su análisis, recordando que por ejemplo de los derechos reconocidos por el ICIO en 2019 que llegaban al 1.844.066 euros, la mayor parte, 1.408.952 corresponden al “Proyecto de Parque Solar Fotovoltaico, por lo que, tratándose de un ingreso específico del año 2019, se debería descontar”. Lejos de tomarse en cuenta esta advertencia, se refleja en el Presupuesto 1.570.000 euros de ICIO que tampoco llegarán a cobrarse.

 

Tampoco se justifica la previsión del alcalde sobre un aumento en el dinero que recibe Utrera de los tributos del Estado y la Comunidad Autónoma que, como informa la funcionaria, la situación de crisis generada por la pandemia hace “prever una caída de la recaudación municipal”.

 

En cuanto a los gastos que se contemplan en el Presupuesto Municipal, si el gobierno del PSOE se ha dedicado a inflar el dinero que va a recibir, hace justo lo contrario con respecto a los gastos y deja de contabilizar cantidades que tendrán que abonarse y que no contarán con consignación presupuestaria. La evaluación de la Tesorería asegura que “merece una mención especial” la transmisión de deuda derivada al Ayuntamiento por la Junta de Andalucía y la Seguridad Social con motivo de la disolución de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir (MMBG). Solo en 2020 se han afrontado deudas por importe de casi 800.000 euros, de los que la Junta solo ha devuelto en torno a 190.000 lo que supone una pérdida para las arcas municipales de casi 600.000 euros. A esto hay que añadir, según el informe técnico, “las subvenciones que este Ayuntamiento pierde como consecuencia de no estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social”, por lo que no puede ser beneficiario a la hora de solicitarlas, ni tampoco a la hora de que se le abonen las ya concedidas.

 

En definitiva, a juicio de Juntos x Utrera “es totalmente imposible aprobar unas cuentas basadas en los inventos de un alcalde que lo mismo que ha puesto 51 millones de euros le habría dado igual poner 100”. Desgraciadamente, esta falta de rigor en las previsiones la padecen después los empresarios que no cobran sus facturas, los usuarios de servicios, los que están esperando el pago de becas, las empresas afectadas por el COVID que no reciben la subvención, o la paralización de las obras por falta de liquidez, entre otras.

 

Asegura Jiménez que Villalobos quiere “hacer creer a los ciudadanos que se nada en la abundancia, pero solo tiene que salir a la calle y preguntar para comprobar que la gente no es tonta y sabe que no se está respondiendo a las necesidades de los utreranos, a los que no se atiende a pesar de las promesas”.

curro_2.jpg